viernes, 23 de septiembre de 2011

Vida compleja.

Adorable en su complejidad e inmisericorde en su devastación. Deliciosamente absurda y aterradora en su crueldad... diaria. Amorosa y tentadora, dulce y traviesa.
Pero cierta y vanidosa.
¿Quien no la quiere?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.