jueves, 7 de abril de 2011

Nada.

Es lo que parece, pero al caminar descubres el sonido del mar, la tenue linea de Sa Palomera donde el Maresme pierde su nombre y el Mediterráneo parece decirle adiós a Barcelona. Nada, es lo que parece pero a veces hay más, solo hay que caminar con el oído atento, la vista dispuesta, el olfato en guardia, el paladar gozoso, el tacto presto a la caricia y la intuición despierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.