sábado, 27 de noviembre de 2010

Reflexión.

Cae la noche ya, con la premura que el invierno le regala. Acabo de ver una película de esas que se dejan acariciar y disfruto del silencio. La lluvia fina parece querer mojar el teclado y nada me apetece mas que dejar pasar el tiempo, cuando como hoy, parece domesticado.
Sera mejor que me vaya, no puedo dejar que las letras se empapen.
Pasos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.