domingo, 30 de septiembre de 2012

Y tu...¿Bailas?.

Es una danza que dura mil años, ponle menos, solo un tiempo, da igual. Lo que impresiona es el proceso labrado minuto a minuto, esa capacidad de contonearse ante el viento como disimulando, o sin disimulo, esa resistencia perenne a ser atrapados, a dejar de ser, inmune a la derrota probable, descartada una victoria que no anhelan, que no buscan, que no sueñan. Su sueño es un sueño diario, sobre sobrevivir, o mejor vivir tan solo, no es mucho, suficiente.
Y sin embargo recios, curtidos en su aventura, necesarios absolutamente, en busca de un cielo incapaz... de darles una respuesta.




6 comentarios:

  1. Diría que yo también trato de ser, contoneandome con el viento, en ocasiones huracán, tratando de mantener los pies en el suelo y que las raíces no queden al aire, aunque solo duraré un rato.
    Un texto chapeau y una foto casi a la altura para acompañarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerda que; recios, curtidos y necesarios.

      Eliminar
    2. En comparación con los árboles digo.
      Aun oteo en lontananza

      Eliminar
  2. Su victoria sólo es ser lo suficientemente alto para que el sol les de vida.
    Excelente texto y foto, como siempre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su victoria es seguir siendo necesarios, vivir... a veces el cielo no tiene respuestas.

      Eliminar
  3. El cielo nunca ha tenido respuestas, tan solo preguntas interesadas para conducirte al auto engaño

    ResponderEliminar

Tu voz se agradece siempre.