jueves, 17 de mayo de 2012

La pausa.

Esta y ya no esta. Te acercas y se aleja, mientras desaparece,  lo observas... pero ya no está.
Vuelve y se asoma, mientras te alejas... te mira, y ya no estás.
Te paras y esperas, mientras esperas... miras, lo ves... y te ve. Y ahora si...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.