martes, 1 de noviembre de 2011

Desperezarse.

Con la mirada atenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.