viernes, 5 de octubre de 2012

Matices.

Es cuestión de esperar, unas veces. Otras, de pasar por allí. Pero siempre, siempre los hay. Si no existieran... no puedo imaginarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.