miércoles, 29 de diciembre de 2010

De la extraña desaparición de abejas y CNN+

¿Que tienen en común ambas desapariciones repentinas?.
La verdad es que no lo se, pero algo en mi cabeza los ha combinado hoy, así que me puse a investigar sin moverme del asiento, poco sano y no del todo útil, pero para el caso suficiente para empezar.
Dos consecuencias primero. Las abejas todavía tienen posibilidades, que ya es mucho. La CNN parece que se acabo y a sus habitantes les toca metamorfosearse en otros cubículos o medios de comunicación, cosa harto complicada puesto que su alimento básico - información objetiva, veraz y contrastada -, también parece en vías de desaparición y quedan pocos cubículos activos. En cuanto a las maravillosas aladas han encontrado en la ciencia un aliado tardío, por motivos meramente productivos, su influencia en las cosechas.


- El polen y las noticias.
Supongamos que ambos son el alimento de nuestros interfectos y suponemos bien, pero también lo son de otras especies cercanas en morfología a ellos luego, ¿que los hace diferentes?. Las abejas distribuyen ese alimento sin transformarlo y sin cobrar por ello ayudando a la multiplicación de nuestros alimentos mas desconocidos pero más sanos, hasta los mas conocidos e insanos le deben algo, incluso los pre-cocinados tienen un pasado. Sus posibilidades de salvación radican en que la masa pudiente se de cuenta a tiempo de que las necesitan para sobrevivir y no opten por intentar substituirlas por el gran hermano de turno.


En cuanto a las noticias, el tipo de periodista que habitaba en CNN, es sin duda el mas adecuado para su transporte con mimo hasta nosotros, no las transformara, ni las ocultara, las encontrara donde quiera que se escondan y aunque parezca mentira, aquí nadie se dio cuenta de lo absolutamente necesario que es eso también para nuestra salud. Aunque mucho me temo que las nuevas generaciones ya estén sufriendo las consecuencias.
¿Depredadores?
Son conocidos los habituales, pájaros de todo tipo y demás, no tanto en el caso de las abejas la telefonía móvil, los insecticidas y un extraño microsporidio llamado por el espeluznante nombre de Nosema cerenae, mas conocido por - me como lo que tienes dentro así que vete-. Los periodistas aún teniéndolo mas claro no han encontrado la manera de defenderse del capital, actualmente de derechas y empeñado en multiplicarse obviando incluso la necesidad de producir para vivir. Dicen que eso se ha quedado antiguo y que es mas fácil coger por el atajo y multiplicar ganancias en los mercados sin muchos remilgos, lo que hace especialmente incomoda la presencia de estos periodistabejas.


Conclusiones.
No tengo, pero aconsejo seguir investigando y por si acaso he plantado algunas flores en el patio. Nunca se sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.