miércoles, 22 de diciembre de 2010

El diablillo que hay en ti.

Habrá que dejarlo salir estas fiestas, dejar que se divierta, que se ría contigo ... o de ti. Abre el cava con la sana intención de mojar a todo el mundo, escondele el despertador a tu pareja, dale turrón al perro, cógete la baja si no eres controlador, regálate una noche de pasión, escápate un ratito con tu mejor amigo, móntate en un globo...o dos. Mira a tu madre con tus mejores ojos de niño y a tu padre también...travieso claro.




Date una vuelta en bici con tu hermano, unas gotitas de alcohol indetectable en el vaso de tu suegra, baja la tapa del váter y cierra el tapón del champú, víajate y mira, olvídate de tus peticiones, acuérdate de sus deseos...y.
Y si lo dejas un rato mas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu voz se agradece siempre.